Cómo usar el Gestor de relaciones: te explicamos los casos más frecuentes